El uso de dispositivos de corte y técnicas de procesamiento convencionales provocará el rápido desgaste de las piezas, que deberán sustituirse. El uso de las técnicas más comunes para cortar materiales puede comprometer la resistencia de composites y generar deslaminación, lo que provocaría que el material fuese menos adecuado para aplicaciones con altos requisitos en calidad, tales como, aviones o dispositivos médicos.

Como alternativa, el corte por chorro de agua ofrece diversas ventajas para el procesamiento de compuestos. No genera zonas afectadas por el calor, ni dejan bordes desiguales o rebabas que provoquen que el material se someta a un acabado posterior con otras máquinas . Además, con nuestra tecnología de chorro de agua generamos muy pocos desperdicios a fin de proteger la inversión en materiales y la velocidad de este método es ideal para satisfacer requisitos de producción elevados.

La erosión supersónica de un chorro de agua abrasivo puede cortar casi cualquier material, y la baja fuerza de contacto elimina la necesidad de herramientas voluminosas. El chorro de agua finamente enfocado corta de manera precisa en cualquier dirección con increíble detalle. Un chorro de agua rara vez causará grietas, deshilachados o deslaminación. Cortes limpios y precisos sobre cualquier tipo de plástico, con posibilidad de cortar grandes espesores (hasta 250 mm) con la ventaja de no deformar, calentar ni alterar las propiedades del material al ser un corte en frió.

Con el chorro de agua, conseguimos un borde suave, en la propia mesa de corte. Otras tecnologías de corte exigen muchas veces un procesamiento secundario para conseguir un borde tan liso como el del chorro de agua. Podemos cortar grandes espesores y sin conicidad gracias a nuestros cabezal dinámico de 5 ejes.

Ventajas del corte de plástico y composites.

  • Mayor productividad, corte rápido y piezas de alta calidad.
  • Mínimo ancho del corte que permite increíbles detalles.
  • Ahorro de materia prima – reducción de chatarra
  • No hay necesidad de una sujeción extensa de las piezas, fuerzas laterales o verticales mínimas
  • Corte de un solo paso, dependiendo del grosor del material.
  • Sin daños térmicos
  • Corte neto o casi neto, poco o ningún trabajo posterior.